8 de julio de 2012

Mi bittersweet symphony

Muy buenas tardes de verano, supervivientes del mundo blog :) ¿Cómo estáis todos? Hoy vengo como de costumbre para decir algunas cositas que necesito soltar. Desde aquí os mando un saludo bien gordo! Y dicho esto, me pongo un poquito seria para contaros algo que necesito y que tiene que ver con los momentos agridulces de la vida.

 Resulta que a veces los años significan meses o incluso semanas. Resulta que a veces crees que tienes superadas ciertas vivencias, ciertos malos momentos, ciertos malos recuerdos pero bastan segundos para darte cuenta de que eso, desafortunadamente, no es para nada así. 

Se te encoge un poquito el cuerpo, el buen humor, incluso la fantástica compañía que tienes es insuficiente durante esos primeros segundos. Poco a poco te vas aclimatando pero la tranquilidad deja de ser la que era. Se invierte desde esos primeros golpes de tic-tac hasta algunas horas después. (El tiempo que transcurre durante la presencia de ciertas personas).

 Vienen a tu memoria pasajes de cuando tú eras una personita más inocente, más volátil, más insegura y con las ideas muy poco claras acerca de todo. Sabes que ya no te pareces en casi nada a aquella que solías ser, pero inevitablemente te sumes en una espiral de recuerdos que no son precisamente pocos. Y con ellos, te paras pensando en esos cuantos años que compartiste con esa gente. No te gusta arrepentirte de nada de lo que haces porque crees que todo lo que has vivido es lo  que hace que hoy seas la persona que eres, pero una parte de tí inevitablemente se entristece al recordar tanto tiempo invertido en cierto grupo. Porque han sido momentos de evasiones y de diversión, pero sobre todo han sido momentos de compartir experiencias con personalidades opuestas, y de algún que otro desequilibrio.

En intervalos intermitentes consigues aislarte de todas esas personas que siguen saliendo juntas y que por cuestiones de azar, algunas de ellas comparten contigo el mismo local donde has ido a parar. Qué bien estoy ahora, piensas. Tienes a una persona que te quiere ya un poquito y te coge de la mano, te abraza, te da besos, y te cuida. Jamás has tenido algo similar en tu vida, y encima, tú le correspondes. Estás a su nivel de cuidar, besar, abrazar, y ya lo quieres también, un poquito. Hay muchas conversaciones de todo y de nada, momentos serios y de risas, y sobre todo, existe una complicidad brutal. 

Entre medias, la magia se esfuma con esa espiral que vuelve a hacer "toc-toc" en tu corazón. Bendita suerte, piensas hacia tus adentros. Maldta sea...resuena más allá de tus pensamientos. Y justo en esos momentos jugamos a no conocernos, a evitar las miradas directas que hacen incómoda la situación. Sabes que si se dieran todos haríais por portaros como adultos y saludaros con sonrisas elegantes y preguntas adecuadas...o no...alguno aún no aprendió la última vez a comportarse como tal. A respetar y a ubicarse en el tiempo sin tonteos incomodísimos en donde entra que te tiren del sujetador con una sonrisa cínica alegando motivos "por los viejos tiempos", cuando nunca hubo contigo esa confianza...Os gustásteis pero se quedó todo en momentos muy superficiales. Él así lo decidió. (Te cambió por otra cuando ya había conseguido que te engancharas a él). Casi le pegas un bofetón en ese momento, pero te contuviste por muy poco. Tu mano se paró en seco justo al lado de su mejilla.

No puedes evitar mirar a la dulce compañía que te acompaña, pero tampoco puedes evitar mirar de reojo hacia aquellas personas. Una serie de sentimientos afloran entrecruzándose : sentimientos alegres, de cierta felicidad, con algo de nostalgia, dolor, y puede que rencor. Sentí traicionada mi amistad y mi confianza.

Hoy día eres consciente de que son muy diferentes a tí y que apenas comparten ciertos valores contigo. Pero por encima de todo esto prevalece lo mucho que has aprendido de ellos. Al menos, para saber lo que no quieres. Se va relajando la expresión de tu cara y los buenos sentimientos se anteponen al resto.

Esta nueva vida que tienes la estás disfrutando mucho desde hace otros cuantos años, y cada día luchas por mantenerla y por intentar estar bien. Así ocurrió anoche otra vez, porque lo sweet se antepuso al bitter de tu propia sinfonía.

:) ¿ Y si resulta que has aprendido a querer ser feliz ?







Unknown, talk to unknown
Ever, lasts forever

Well, it's a shock, shock to your soft side  

Summer moon, can't you shut eye  
In your room, in my room
In your room, in my room

Louder, lips speak louder
Better, back together
Still it's a shock, shock to your soft side  
Summer moon, can't you shut eye

In my room, in your room
In my room, in your room

Hey, it's the time, it's the day, don't leave me
 It's the time, it's the place, don't leave me
It's the time, it's the day, don't leave me
 It's the time, it's the place, don't leave me out
 Leave me out, leave me out, leave me out

5 comentarios:

VANE ALIVE dijo...

como para no acordarme.. :)

Ojala sea que sí..
que resulta que has encontrado el ser feliz

Un beso

Ayla dijo...

No le pondría ni una coma. Te has expresado impecablemente.

Espero que al menos esta nueva situación que estás viviendo compense largamente los malos tragos que te surgen (y seguirán surgiendo) a lo largo de tu vida.

Hay decisiones muy duras que nos cuesta tomar pero llegado el momento, si no lo haces, puedes llegar a arrepentirte toda tu vida.

Si un pequeño mal trago de hoy sirve para tener tranquilidad mañana, y pasado, y al otro... bébetelo ya...

Mucha suerte en tu nueva etapa y, aunque sea con retraso... bienvenida!!!

ardid dijo...

Ayla!! Echaba de menos tus visitas por aquí... Siempre me dejas pensando y con ánimo alegre jeje ;) Un placer que vuelvas siempre.

Lluvia dijo...

Lo que sana es eso...que los buenos sentimientos prevalezcan sobre cualquier otro de otro cariz menos positivo. Porque te ayuda no solo a crecer sino sobre todo te ayuda y facilita ser FELIZ.
Así que lo que dolió en el pasado, hay que quedarse con esa lección y que gracias a ello hoy eres quien eres.
Siempre la sonrisa por bandera!!

Un abrazo

Nube dijo...

Ardid que es de ti? espero que todo bien.