4 de abril de 2008

Despedidas

Ayer os hablaba de que hoy tenía una despedida especial para mí. (Aunque tengo motivos para pensar que eso él no lo sospecha).

Hemos quedado esta tarde y ha empezado así:

Camino de la cafetería traía un poster que había conseguido en una oficina de turismo esta mañana. Me habían regalado como cuatro más, pero no me ha costado demasiado elegir aquel que enseñaba lo que creo que va a echar más de menos. He ido específicamente a por eso, porque ya sabía yo que estaba echando de menos las calles de mi ciudad antes de marcharse. Pensé que sería buena idea llevarle un trocito de nuestra tierra para que no echara de menos tanto todo esto. Cuando se lo he dado, he disfrazado un poco el tema y le he dicho que pasaba por allí de casualidad. Por si no era suficiente, para rematar le he comentado que era regalado y para terminar que pasaba por allí porque mi prima trabaja allí. Las dos últimas cosas son ciertas, pero no era eso lo que me ha movido para llevarle el poster. A pesar de que sé que le ha gustado, creo no, sé, que si estas cosas me las hubiera ahorrado hubiera quedado mejor con él, y conmigo también. No he sido sincera. Y supongo que él pensará ahora que no me ha costado nada traérselo y cuando la verdad es que sí. No por lo material, sino por el gesto. Supongo que más de uno se habrá quedado sorprendido que haya salido de mí así sin más, como algo personal mío. Pero la verdad...ya me daba igual. Él se va y quería tener algún detalle con él.
A la despedida he llegado un poco tarde (por otros motivos) pero en seguida me he puesto al corriente de todo. Y ya es algo, porque cada vez los veo menos...bastante menos diría yo. Ha habido un plan tranquilo de por medio y hemos estado bien, hablando como si nada extraordinario fuera a pasar. Y él también estaba participando como el que más. Sonriendo y siguiendo el ritmo de una conversación que nada tenía que ver con un "Hasta luego". Pero cuando ya era la hora de marcharse, se ha creado una tensión en el ambiente y ya sí, de despedida.
Ha sido marcharse y ha habido algunos ojos llorosos, ambiente triste y suspiros. Y hablando de su marcha, empezaron a salir palabras como cambio, fin de una etapa, comienzo de otra...etc. Con la nostalgia de la despedida surgida en el ambiente hemos estado hablando de la gente que va y viene en la vida de uno. De lo que hemos cambiado todos, de lo que fue y ya no es. Pero no en un aspecto negativo, sino objetivo. Y es verdad que con este grupo de amigos y con otros, en general, es ahora en los últimos años de universidad cuando me doy cuenta realmente de que no somos el grupo unido que fue alguna vez. Y de cómo hemos cambiado, de que ya no somos los mismos y que cada vez nos vamos definiendo más cada uno y menos como grupo.

Pero extrañamente, siento que no me importa tanto como pensaba cambiar yo, que cambie él, o que cambien ellos. Lo voy asumiendo con nostalgia (de la buena) y aunque ya no es lo mismo, me encuentro con ganas de seguir para adelante y empezar otra etapa.

E irremediablemente, una canción salta a mi memoria y hoy no se puede tratar de otra que no sea esta :

Celtas Cortos - 20 de abril



P.D Al final acabo hablando de todos nosotros, y no de él y de mí.
Creo que el grupo que nos une es más fuerte que otras cosas :)

6 comentarios:

didac dijo...

kin no ha deseado escribir esa carta auke se trate de una putada para uno mismo !!!

seguro ke el no te creido diiendole ke te iva de paso ..... (yo solo pasaba por ai jiji)

kuidate muxo si no te importa te agrego a mi lista de bloogers !!

un beso
muak

X dijo...

Has hecho una disección perfecta del clásico grupo de amigos universitarios. Todos hemos pasado o pasaremos por ahí tarde o temprano. La canción suena a "adiós" más que a "hasta luego", aunque probablemente lo sea.

Sobre tu amigo especial, creo que todos hemos dicho a veces cosas que no queríamos para esconder lo que de verdad sentíamos, siempre el miedo a que sepan lo mucho que nos importan... es natural. ;-)

Alive dijo...

Miedo natural pero..
evadible tambien.
Cuantas cosas se dejan perder por miedo..
y cuanto te arrepientes luego..
ayssssss!!!
Tambien es verdad que hay un lenguaje que va mas allá de las palabras(esa frase define tu perfil,no?)
asi que..
kien sabe??
igual.. él lo sabe!
Besitos guapa
Alive

Alive dijo...

Hola guapa.
Te he otorgado un premio..para recogerlo tienes que pasar por mi blog!
Te lo mereces..que lo sepas!
Un beso

Any dijo...

Ardid hola hola!!

Vaya q son dificiles las despedidas y fijate q me siento iddentificada con eso de que dejan de ser dos, para ser parte del grupo, eso es muy comun...

Besos!!

P.D. Pasa por mi blog, te deje algo y por lo visto no soy la única, espero que te guste...

Nube dijo...

Con el paso de los años te das cuenta que tú cambias la gente cambia, van/vas cambiado de parejas y a veces hace que el grupo no sea tan grupo.

Siento la despedida, y si no es tarde aunq sea por medio de un msj o un mail dile lo q sientes, sino te arrepentirás no sé si toda la vida, pero sí durante mucho tiempo, y te lo digo por experiencia que en su mmto no me atreví a decírselo, y pienso cada noche que pasaría sí.....

Enhorabuena por los premios y haber si tengo tiempo para actualizar un besito