29 de febrero de 2008

La labia siempre es poderosa

Y vosotros mismos os engañáis, vosotros mismos os envolvéis en vuestras mentiras. Porque parece que ante lo evidente, sois los únicos que defendéis lo indefendible.
Es asombroso y hasta para decir un "Chapeu" con profunda admiración después de escuchar vuestras explicaciones nacidas de la nada.
Un efecto hechizante provocan vuestras palabras, tejidas hábilmente en una más que atractiva telaraña . Es increíble lo apetecible que sería columpiarse en ella con vosotros.
Lástima que aprendas que si pones un pie en ella se deshará y te caerás de inmediato. Bonita para soñarla, pero no tanto para vivirla.
Hacéis que crezca la desconfianza, que afloren palabras poco amables, que corazones sanos enfermen y sueños agradables tengan finales rotos.
Por vosotros se tiran oportunidades a la basura porque tú has dejado de creer, de sentir. Personas que no tienen culpa de nada acabarán recibiendo todo tu desencanto. Entonces sólo te quedará confiar en que alguien realmente amante de los riesgos se interesará tanto en tí como para saltar desde el escalón más alto sin paracaidas y ........sin piscina.

Pero será que tenga que ser así para conocer el discurso sincero y hombros en los que llorar. Hombros a los que no les importe que las mangas de su camisa se arruguen y sientan que su tiempo no muere sosteniéndote.

Pero mientras tanto, tu corazón se queda sin alas y tus mariposas dejan de latir.
A esos brazos que te enlazan sin permiso les respondes con los tuyos fríos, casi imperceptibles. A esas "calurosas" palabras que ellos te brindan las recibes ahora con tantos grados bajo cero como puedan existir.

Aunque no os equivoquéis, no os pide que desenterréis sentimientos muertos. Si murieron, no quedará otra que aceptarlo, porque en vuestras manos no está esa decisión. Os hablo de plantar cara, de hablar a los ojos, de dejar de interpretar el papel de víctima que no os corresponde, de que dejéis de querer tener a una titular y a una suplente esperando en el banquillo.

Confías en que al final no les darás la victoria. Esta historia tiene varios finales, y otras personas te han hablado de que sí existen finales felices, de los "tequieros" escritos en negrita, y de las mariposas de alas grandes.

Habrá que dejar de tener los ojos entreabiertos y empezar a abrirlos un poco más. Y aunque suene a final feliz de una historia, es cierto que algunas llegan a cumplirse. (Al menos eso te han contado).
Así que quién te dice, que no se haga real para tí.

Porque ya no esperas la historia interminable. Sólo esperas llegar a conocerla, vivirla y que dure lo que tenga que durar.



Shakira - Si te vas

3 comentarios:

X dijo...

No todos los platos nos gustan por igual, ¿verdad? Y no por ello comemos todos los días nuestro preferido. :-)

ardid dijo...

Si....tu respuesta en la entrada de hoy XD

Any dijo...

Me gusto esta entrada...

"Porque ya no esperas la historia interminable. Sólo esperas llegar a conocerla, vivirla y que dure lo que tenga que durar"

Cuanta razón tienes....

Besos!!