29 de noviembre de 2008

Ahora pienso en...

las luces de esa ciudad, en los bancos, en sus parques, en los colores, en la diversidad, en lo raro como normal, en lo ilegal como legal. En los puentes, en las tiendas, en aquel museo que no pude ver. En la falta de indiferencia en todo lo que veía.

Recuerdo el frío que nos hizo temblar. En la nieve instantánea también. En la razón por la que ese mismo frío se bloqueó por minutos. Justo cuando sus labios rozaron a los míos aunque fuera sólo por eso, para decir adios sin usar una palabra. Justo ahí fue cuando le besé yo también, pero esta vez restando la inocencia del primer beso.

Pienso también en cómo le conocí. En una de tantas casualidades. Pasaba en el momento adeacuado. Pregunté en el momento exacto. Llegó en el momento indicado. Nos cruzamos, nos encontramos...y nos besamos.

Pero me estoy cansando de las despedidas. De besar y no poder repetir. De caminar dos pasos y retroceder tres. De no acercarme a la persona con la que me siento mejor. De no acercarme a tí.

Porque me gusta esa sensación de seguridad, de dejarme llevar, de confiar. Pero me congelo y no hago nada para traspasar lo que queda entre los dos. Porque un día me levanto y pienso que me gustas, y al rato, lo olvido como si no hubiera pasado. Huyo y me acerco. Te miro intencionadamente para después no mirarte ni a los ojos. No quiero que se esfume lo que tenemos, porque si sale mal, no quiero perderte. Para mí eres importante aquí (aunque esté haciendo méritos para que dejes de serlo).

Ahora me emborracho, me tambaleo, bailo, te quito el sombrero para ponérmelo yo, me callo cuando te veo, te llevo por donde quiero, me muerdo el labio para que no salga lo que me da ¿miedo? decir, te evito, me doy una vuelta cuando tú bailas conmigo, sonrío si te marchas con otra hasta desearos un "buenas noches". Finjo y no se me da bien. Tiro la toalla antes de que ella pueda acabar en tu cuarto. Pero qué hacer cuando una huye de lazos cuando ve que su vida podría girar. Así que acabo por hacer ruido por dentro y saltar al vacío en sueños.

Yo, animal raro donde los haya, sigo enamorada de un ideal y no termino por dejarme llevar. Sigo esperando a que alguien me inyecte la dosis que necesito para dejar de ser una veleta.

Podrían llamarle miedo a esto. Yo...no sé si miedo...pero lo que sí sé es que quiero arrancar de una vez esta sensación de vacío aun estando "llena".

Rebeca Jiménez - Salto al vacío



P.D. Gracias por seguir pasándoos por aquí a pesar de tener esto tan abandonado...no me lo merezco!!

P.D.2 Que tengáis un muy buen fin de semana, que seáis buenos y un poquito malos. (Como diría alguien que yo me sé...;P)

10 comentarios:

Ayla dijo...

¿Cuántos recuerdos se pueden acumular durante una vida? Tú puedes decidir la calidad de los tuyos.

Me alegra verte de nuevol

Un besote

Darcy dijo...

Q alegrìa verte por aqui!!! yo creo que no es miedo, màs bien valentìa a luchar por lo que crees o por tus ideales de lo que es el amor.

pd: la visita cuando quieras guapa!

Un beso.

X dijo...

Me ha encantado saberte "de vuelta" aunque, como dices, nunca se sabe por cuánto tiempo será. Fue mi cumple, sí, pero no te preocupes, tú quedabas disculpada de antemano, cuando uno está de erasmus, está de erasmus, o en la espiral de quedarse en su pequeña burbuja. Estás haciendo lo correcto. :-)

Besos, siempre te leo.

Sweet dijo...

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí...

Un beso


PD: Soy Dulce, aunque le he cambiado un poco la cara al blog

Vane dijo...

Gracias a ti por seguir escribiendo, aunque no lo hagas tan amenudo te esperamos expectantes!
Me encanta como has descrito todo ese cúmulo de sentimientos,el querer pero no, acercarte para alejarte de nuevo... me suena todo tanto!

Besitos!

Yopopolin dijo...

jo! que palabras tan bonitas... esa sensacion de ¿miedo? la he tenido muchisimas veces, creeme... si eso te consuela... y por supuesto que es mejor saltar al vacio!! adelante!

un bsazo! y me alegro que de vez en cuando nos regales tu corazon en forma de post!

Principito dijo...

No me creo q tú, ardid, la chica atrevida, simpática, diferente, la chica tierna, la loca del grupo, la q grita, la q llora y rie casi a partes iguales... no sea capaz de lanzarse a la piscina y conseguir al chico que quiere, al q la hace temblar y con el q realmente piensa q puede haber algo más q complicidad. Vamos ardid.

Besitos de principito!

Nikaperucita dijo...

Jups, anda que no habremos estado veces en esa situación eh? Ainch, todos todicos todos...jajaja

didac dijo...

Ke bien saber de ti !!!

la cancion ke has puesto es alucinante ......tirate a la piscina dice una frase de sabina que no hay nada peor que añorar lo ke nunca jamas sucedio!!!
besos
ke bien saber de ti !!

Any dijo...

Buen relato, buen recuerdo...

sigo leyendote y me gusta!!

besos!!

P.D. Me encanto la cancion!!