14 de enero de 2009

Me han vuelto a embrujar

Ya he vuelto a mi burbuja de cristal. Otra vez vuelvo a mi doble vida, a mi paréntesis particular.

Tengo muchas ganas de escribir pero hoy mi cabeza está desordenada y no quiere darle forma a lo que se está moviendo dentro de mí. Hoy sólo quiere hacer un pequeño boceto...

Decir que sigo viva, con muchas ganas de seguir batallando y de compartir este tren con quien quiera animarse. Decir también que sigo sin entender a quien decide abandonar las ganas por completo y romper sus lazos con todo, con todos. Que las malas rachas van y vienen, y las buenas, por experiencia, digo que merecen ser esperadas. Que sigo sin entender lo que no me pueden explicar. Así que me limito a agachar la cabeza y a aceptar con resignación.

Decir que estoy escribiendo bajo el hechizo de Robert Pattinson. No puedo decirlo de otra manera...asumo que me tiene bajo su control.

Lo descubrí ayer cuando vi la película de Crepúsculo. Razón por la cual he recordado que no hace tanto, una vez, también fui adolescente. Porque otra vez me he enamorado platónicamente del protagonista. De sus gestos, sus palabras, su arrogancia, su parte más vulnerable, de cómo la mira a ella, de cómo se enfrenta a los malos, de cómo se expone para protegerla (aunque odio reconocer que me gustan también esos momentos como chica independiente que considero que soy-->para lo bueno y para lo malo).

Pero si esa película no era suficiente, más tarde descubro que el dueño de la voz amable y adictiva que sonaba en algunas escenas, es él.

Menos mal que está fuera de mi vida y que ya no tengo 15 años, porque si no, no tendría más remedio que enamorarme de él.

Bonito por fuera y con voz para aniquilarme. Si algo me gusta y me debilita es ver pasión en lo que se hace. Ver cómo se concentran todos los sentidos para dar forma a algo en lo que se cree.

Ahora mismo su voz me tiene engañada, hipnotizada, y con ganas de un abrazo de esos de verdad. Pero sobre todo de dormir acompañada de alguien que me importe tanto como para hacer que me olvide de ellos, de los amores perfectos.

Me gustaría levantarme mañana y pensar que la imperfección es más atractiva para todos. (Y la perfección, para las películas ; )).

Así que sin más dilación os dejo al responsable de mis delirios.

Robert Pattinson - Never Think



Robert Pattinson - I´ll be your love too



P.D. ¡Que tengáis una buena noche!

6 comentarios:

X dijo...

Vaya, lo que puede hacer una voz, ¿eh? De todos modos déjate de independencias, caer con Crepúsculo es un cliché absoluto de las chicas que quieren ser... rescatadas, protegidas, ¿descubiertas? ¿Quizá sí que has vuelto a la adolescencia? :)

Ayla dijo...

La perfección no existe y, si por casualidad la encuentras, intenta evitarla: tiene trampa. Es aburrida y muy difícil de mantener.
Donde se encuentre una hermosa imperfección que te entienda... que se quite lo demás.
¿Te gustan con aire de malillos, eh?
Espero que hayas tenido dulces sueños.

:D

Vane dijo...

Que bien que vuelvas a escribir y además tengas ganas de hacerlo!
Sinceramente prefiero la imperfección, es mucho más atractiva que la perfección. Además que a la larga la perfección nunca es perfecta!
Besitos guapa y a seguir con esas ganas de vivir!

Darcy dijo...

Chica pues ya somos dos!! yo fui a ver la peli con mi chico y un amigo y no entendìan por què me gustò tanto... pues es fàcil, no?
Besos guapa.

Yopopolin dijo...

ardid, tu por aqui de nuevo... jo, se enchan de mens tus actualizaciones frecuentes... menos mal que vuelves de vez en cuando para contarnos que sigues con ganas de batallar... asi me gusta!!!

me subo al tren... (de nuevo?)

bss

ardid dijo...

Hey pues sí...me levanté pensando que la imperfección es más atractiva por muyyy muyyy sugerente que sea lo otro jeje ¡Ya me he despertado de la adolescencia!

Y sii ¿seguimos en el mismo tren?

Un besazo a todos!