13 de marzo de 2008

Orígenes y Planetas de galaxias sonoras

- S! Siempre con la misma musiquita. ¿Pero qué te dan? ¡¡¡Con lo repetitivos que son!!! ¡¡Cambia de música!!¡ ¡O baja el volumen!! Puffffff (Resignación y respiración profunda). Y el cantante ya podría pronunciar algo o un mucho más....si parece que ni canten en español.
Así empezó mi contacto con este grupo, a trancas y barrancas. Y tuvieron que sucederse algunos ceños fruncidos, bastantes discusiones con S, y muchos regalos de cumpleaños en forma de discos planeteros. En casi todos sus cumpleaños yo le he regalado los cds a S (mi hermana). Por petición suya, porque así no tenía que romperme la cabeza pensando qué comprarle (a S no le gusta cualquier cosa) y porque soy buena hermana también :) XD
Y no recuerdo lugar ni fecha en la que empecé a cambiar de opinión. Sí recuerdo que fue en una de esas tardes en las que quieres que el tiempo pase lo más rápido posible y matas el tiempo con cualquier cosa que tengas a mano. Supongo que fue así cuando lo que tenía a mano fue un disco de Los Planetas. Y sería con "Una semana en el motor de un autobús", cuando todo dentro de mí comenzó a revelarse.
Empecé a oír un par de canciones sueltas hasta que lo escuché tantas veces que estudié y repasé cada una de ellas. Cada vez me gustaban más y más, y lo que empezó siendo para matar el tiempo sirvió para descubrir que ese grupo al que yo no entendía ni por activa ni por pasiva, acabaría colándose entre mis discos imprescindibles.
Me habían capturado. Ya no había vuelta atrás. Con sus sonidos envolventes, guitarras distorsionadas y voz casi cósmica me habían contagiado el "síndrome planetero". Pasé de la estación "Odiamos a Los Planetas" a la estación de "Adoramos a Los Planetas".
Y es que este grupo nunca pasa indiferente. No es música que uno asimile de primeras como si tal cosa, como si se dejaran escuchar con embudos.
Producen melodías galácticas, acordes fugaces, ritmos estelares, y lo mezclan todo con una voz susurrante, a veces casi indescifrable (casi de manera molesta) pero será que todo es parte del espectáculo, de su magia en forma de descargas meteóricas, de canciones que no parecen proceder de este planeta llamado Tierra.
Encuentro amor y odio por este grupo a partes iguales. No dejan a nadie indiferente. O te gusta, o no te gusta. Su particularidad los ha llevado a la cima de las críticas, a estar en boca de todos y a influenciar nuevas corrientes musicales. Pero también los ha llevado a ser el blanco de las críticas más feroces. Críticas que por ejemplo, han alegado una falta de pronunciación (demasiado habitual) casi imperdonable. Críticas a las que yo me sumaba, pero si es ahora cuando escucho su voz podría hasta renegar de que yo opinaba igual.
Y te guste o no, lo que es incuestionable es su aportación al panorama musical de los 90. Zarandeó pilares en forma de estilos para introducir sonidos nuevos. Sonidos quizás procedentes de otras galaxias. (Sólo ellos los conocen, los fabrican).
Y es que son ellos, planetas de galaxias sonoras, los que son capaces de evadirte con maniobras, de hacerte flotar sobre un lugar llamado "Loscos", de introducirte en ondas del espacio exterior, de formular satélites musicales en laboratorios mágicos, de ganarte haciendo esferas, viajando en tu interior, llegando a las estrellas, haciendo que te vuelvas, desde dentro hacia fuera, pudiendo hacer que no haya sol, pudiendo hacer que no lo veas y que nadie nos recuerde nunca más.
Mientras voy escribiendo ésto recuerdo mi ceño fruncido. Pero esta vez, esbozando una sonrisa y escuchando a Los Planetas de fondo. Ya no son ni de lejos ese grupo con el que chirriaban mis oidos. Y aunque sus últimos discos no son ni de lejos como los primeros "Super 8", "Pop", "Semana en el motor de un autobús" y apurando "Encuentro con entidades", a ellos no se lo reprocho, porque no me canso de escucharlos. Aunque sean sólo unos cuantos discos los que me emocionan, aunque sean sólo un puñado de canciones.
Pero todo ésto ocurrió tarde.
Antes de que me enterase de que "Los Planetas" me habían llamado a filas (gracias a S), empecé a descubrir un mundo más amplio....nuevos grupos y más aficiones musicales. Es por ella que ahora sé que existe más música de la que se oye en la radio, que Oasis y Blur eran antónimos, que aunque se odiaran fuera y dentro de los escenarios, te podía gustar uno y otro y no los estabas traicionando. Que Bon Jovi era más que una cara bonita, que "Always" fue, es y será una gran canción. Que Moby no sólo era un peculiar hombrecillo delgaducho con la cabeza afeitada, sino un genio musical, un visionario, alguien que no le tenía miedo a innovar y probar cosas nuevas. Que Robert Smith era más que un hombretón de cabello negro encrespado, tez pálida y labios rojos desteñidos, sino un cantante y compositor capaz de mecerte en melodías suaves y sencillas, o capaz de revolcarte en temas punk mezclados incluso con electrónica. Pero todo aquello, perfectamente hilado con su voz siempre genial.
Que sería una incomprendida musical, eso no me lo dijo. Que me tacharían de alternativa sin apenas conocerme, eso tampoco. Al menos con la gente que me he relacionado siempre, con mis amigos, compañeros (salvo raras excepciones) no podría hablar de todas estas inquietudes mías llamadas "mi música".
Porque de gustos comerciales pasé a gustos de círculos cerrados. Le cogía a S sus cassettes y ella también me animaba a hacerlo. No podía con la idea de que su hermana pequeña se desviviera por grupos como Take That o Spice Girls (A pesar de todo, los dos a mucha honra XD) .
Y toda esa curiosidad ha terminado rompiendo la inercia de mis gustos comerciales y luego cerrados. Ahora mezclo un poco todo y no me da vergüenza reconocer que me pueden gustar canciones políticamente incorrectas para paladares exclusivos, o temas que pueden pasar por raritos para emisoras conocidas.
Que a partir de ahí ni ella misma sabía la trascendencia de todos sus gustos musicales. Que ahora ella sabe que a mí me gusta mucho más la música, que conozco más que ella, que seguimos teniendo nuestras diferencias y que no siempre le voy a dar la razón.....pero que siempre le tendré que dar las gracias por descubrir esta pasión mía y que quizás no muchas personas puedan entender. Que no puedan creer por qué me gusta tanto lo que escucho, pero que a mí me encanta y disfruto.
Y pienso que no deberíamos perder nuestros orígenes, saber de dónde venimos, saber por qué somos como somos, porque todo es un ciclo y no tiene por qué ser uno cerrado.

Gracias S, abristes mi veda......abristes un camino lleno de posibilidades...

Los Planetas - Segundo premio



P.D Esta canción es la que S elegiría...
P.D2 "Unidad de desplazamiento", el disco anterior a "Encuentro con entidades", sí que me parece un buen disco, y aunque no lo vea comparable a los tres primeros, sí que me gusta bastante.

8 comentarios:

Darcy dijo...

Hola guapa!

He estado un poco ausente estos dìas, pero ya estoy aqui de nuevo...!

Me he puesto al dìa con tu blog...

Todo chachi piruli, como siempre, me encanta tu blog.

Besetes.

X dijo...

Antes de Encuentro con entidades tenemos Unidad de desplazamiento, considerado (por los de los paladares exclusivos) el inicio de su decadencia. xD Claro, tú empezaste con Una semana... que para mí es el mejor de todos, ¡así cualquiera! Yo seguí un estricto orden cronológico. :P

Y sí, sigo escuchando LODVG y Estopa y no voy a dejar de hacerlo aunque cada vez tenga más discos indies que "comerciales". Como has dicho, no hay que avergonzarse por lo uno ni sentirse raro por lo otro. El problema es que nos parecen exigir que seamos de un bando o del opuesto, cuando no tiene por qué ser así.

ardid dijo...

x Bueno...se me ha olvidado mencionarlo! Para mí "Unidad de desplazamiento" no es como los tres primeros que decía....pero sí que me parece buen disco. Tienes razón, ahí empieza la decadencia según los críticos....pero a mí sí que me gusta, aunque claro, si comparamos con los anteriores...
Y con "Encuentro con entidades" ahí sí que comienza (según todos creo XD)la decadencia--->Por eso decía que apurando....porque tiene temazos como "El artista madridista", o "Pesadilla en en parque de atracciones".

X dijo...

A mí Unidad de desplazamiento me encanta, es verdad que hay un ligero cambio de estilo (que continúa en cierto modo con los dos siguientes) pero también es el más accesible (con decirte que Un buen día llegó a sonar en Los 40...) para la gente "normal". xD

Sin embargo Encuentro con entidades es quizá el que menos me gusta (junto con el último, imposible negarlo), a pesar de que individualmente tenga una obra maestra como Pesadilla en el parque de atracciones y otras como Corrientes circulares en el tiempo, El artista madridista, Nosotros somos los zíngaros y, sobre todo, El espíritu de la Navidad, que para mí es la segunda mejor. :P

Los Planetas contra la ley de la gravedad, que fue cuando muchos ya reclamaban su disolución, a mí, sin embargo, me gusta bastante, tiene un arranque con cinco canciones increíbles, y luego No ardieras que es una barbaridad también.

Buah, vaya rollaco he soltado. xD

ardid dijo...

x Parece que Los Planetas dan mucho juego ¿no? jajaja Creo que éste ha sido tu comentario más largo y mi entrada más larga también. XD

X dijo...

Es que a ninguno de mis amigos les gustan y nunca he podido hablar nada de ellos. xD

ardid dijo...

Yo sólo lo puedo hablar con S. Porque de mis amigos.....está difícil!
Así que perfecto que a tí también te gusten, "desahógate" cuanto quieras porque "amenazan" con salir de nuevo por aquí...;)

Any dijo...

Hola...pues es muy buena propuesta, no em encanta pero con todo lo que has escrito ha hecho que me ponga a buscar musica de ellos...

Besos!!